Su nombre es Davi Moreia, habitante de Río de Janeiro, y desde que era pequeño desarrolló una obsesión por las sirenas.

Ahora, cada semana va a la playa donde se pone su disfraz de sirena para gozar del mar y posar para los curiosos. Davi tabién acepta trabajos en bares para interpretar su papel favorito.

También te puede interesar:  Argentina recibirá a Brasil en clásico sudamericano

¿Qué te parece?

Comentarios
+ posts

Fernanda-Familiar.Soy: La Periodista de vida

También te puede interesar:  Dilma tiene los días contados: encuestas