Los monos araña son primates del género Ateles, perteneciente a la familia Atelidae. Su alimentación es omnívora; principalmente frutas, nueces, semillas, flores, hojas, insectos y huevos. Habita bosques lluviosos y de montaña, tiende a ocupar pequeñas ramas de los estratos altos en el dosel de los árboles

La especie está catalogada en peligro de extinción, si bien las poblaciones han sido eliminadas en algunas áreas accesibles, toleran una tala limitada, pese a que requieren de una gran cantidad de árboles altos. Se caracteriza por el gran tamaño de sus patas y la cola en relación al tamaño del cuerpo.

Chela es un ejemplar de dicha especie y llegó a la vida de Fernanda Familiar para formar parte cotidiana de ella, cerca de año y medio. Ha continuación la historia que ella misma a compartido en sus redes sociales, sobre el amoroso proceso de cuidado y la triste, pero necesaria, separación para su eventual liberación.

«Así llegó Chela conmigo, la rescatamos y se volvió parte de nuestra familia, hasta que creció y la liberamos».


«Vivió con nosotros casi año y medio… Siempre quisimos llevarla a su comunidad. La rescatamos cuando tenía dos meses y logramos una vida hermosa para ella».

En este enlace puedes acceder a la publicación original de las fotos y videos.

«La empecé a fortalecer porque no sabía trepar árboles. Empezó a crecer, comía de todo, le fascinaba el lado y las paletas… Chela fue abandonada por su mamá y llegó a una fundación que no podía cuidarla. Decidimos traerla con nosotros para al tiempo poder liberarla».

La coloración del pelaje es generalmente de tonos oscuros, casi negros, pero puede ser café rojizo, café oscuro o gris oscuro en las partes superiores los costados, incluso pueden ser amarillos, dorado o rijizo.

El rostro es negro, pero los anillos que rodean a los ojos son blancos. La cola es prensil y extremadamente flexible. Los dedos pulgares están pobremente desarrollados o no los presentan. La cabeza es pequeña y el hocico es prominente.

También te puede interesar:  Las Primeras Planas Internacionales de hoy

«Hacen ruidos preciosos y quien la cuida en este caso yo, nos convertimos tal cual en su mamá».



En este enlace puedes acceder a la publicación original de las fotos y videos.

«La bañaba tres veces a la semana. Dormía conmigo. Me la llevaba a Cuernavaca para que trepar árboles».

«Todas las mañanas jugaba conmigo».

«No le gustaba la cámara».

«Se convierten en una parte muy importante de vida porque son hermosos animales».

«Su cola tiene una fuerza impensable. Pueden llegar a matar a alguien se aprietan muy fuerte».

Los monos araña son diurnos, se mueven colgándose de las ramas con las ramas con las manos y usan su cola, como una quinta extremidad, pueden sostenerse con una sola mano, pie o por la cola. Normalmente se desplazan en los árboles, pocas veces descienden al suelo.

«Ha sido al animal que más he querido. Cuando la dejé en su hábitat dure meses desolada como si hubiera perdido una gran parte de mí». 

«Tienen un polvo que sale de su piel que en un principio te pica, con el tiempo ella y yo nos fuimos acostumbrando a este hasta que dejó de picar. Y son tiernísimos, pero también muy agresivos cuando crecen. Pueden hacerte mucho daño porque es un naturaleza. En el caso de convivir así con un humano, Chela podría haber lastimado mucho a alguien que me quisiera hacer daño».

«Inventé un sistema de cuerdas para que las usara como lianas y le sirvieron mucho para fortalecer la cola y extremidades».


«Somos muy parecidos a estos monos, por ejemplo, Chela agarraba el cepillo de dientes igual que yo cuando me lavaba los dientes. Esconden las cosas para jugar, brincan para que juegues, corren para que los alcances. Jugábamos escondidas y siempre me encontraba». 

De acuerdo con los expertos, el tamaño del grupo en que se desenvuelven estos primates varía debido alas condiciones del hábitat. Se ha detectado una tendencia en la que los grandes grupos se dividen en subgrupos, logrando así reportes de más de 100 individuos.

En este enlace puedes acceder a la publicación original de las fotos y videos.

También te puede interesar:  Huracán "Willa" ya es categoría 5; Jalisco, Nayarit y Sinaloa serán los más afectados

«Visité este lugar en donde hay una comunidad grande de monos araña, sabía que debía llevarla ahí. Empezaba a contar los días con inmensa tristeza para mí, pero profunda alegría para ella».

«Los expertos me dijeron que mi olor lo iba a recordar por 20 años. Ella y yo sabíamos que nos íbamos a separar. Lloramos toda la carretera. Ella venía muy nerviosa y hacía sonidos raros».

«La noche anterior había hablado mucho con chela y le había agradecido lo felices que fuimos juntas. Le expliqué todo lo que iba a pasar. Dormimos juntas por última vez».

Así, Chela entró en una cuarentena y empezó poco a poco hacer el mono araña que debía ser.

«Veía cómo evolucionaba. Seguramente me extrañaba y yo muchísimo, pero quererla era dejarla libre». 

«Un día me llegó esta foto y no la reconocí: ‘Fer, es Chela, creció lo que le hacía falta porque ahora está en su habita’. Lloré de tanta emoción y sentimientos encontrados. Chela ya no era mía. Había crecido como los suyos».

La longitud total del cuerpo varía de 38 a 64 cm, mientras la de la cola es de 51 a 89 cm. El peso es de 6 kilos para los individuos silvestres y de 8 para los cautivos.

«Empezó a salir poco a poco».

«Hasta le presentaron a su novio».

«Chela esa hora sí un mono araña. Aquí la liberan».

En este enlace puedes acceder a la publicación original de las fotos y videos.

Comentarios
+ posts