Una de las ilusiones más grandes de cualquier niño, es hablar con Santa, platicarle lo que desean ver en el árbol, tomarse la foto con el más querido hombre barbón del mundo y escuchar su sonora risa, pero ¿cómo comunicarse con él cuando el niño padece sordera?

Eso no debe ser problema para Santa, después de todo, él dedica su vida a hacer felices a los niños, esa es justamente la actitud de este Santa británico que, al darse cuenta de que la niña sentada en sus piernas no lo podía escuchar, comenzó a comunicarse con señas con ella.

También te puede interesar:  Tamaulipas y Edomex, los más riesgosos para empresas

Con información de Wimp

Comentarios
+ posts