La Procuraduría Federal del Consumidor aplicó sanciones por más de 21 millones de pesos a proveedores de bienes y servicios por prácticas comerciales abusivas y también por negarse a verificaciones y levantó seis denuncias penales en contra de gasolinerías por irregularidades reiteradas en venta de combustibles.

En conferencia de prensa, Nemer indicó que para evitar abusos en contra de los consumidores la Profeco ha realizado más de 32 mil verificaciones a productos de la canasta básica y servicios de consumo generalizado. “Se han realizado monitoreos focalizados y estratégicos en los 35 artículos de la canasta alimentaria en todo el país y derivado de este trabajo en campo, les informo, no hay incrementos generalizados de precios”.

También te puede interesar:  Datos de saqueos durante manifestaciones por “gasolinazos”

De acuerdo con el funcionario también se han emitido más de 26 mil requerimientos de información para conocer los componentes del precio de los productos de mayor consumo. “El objetivo es tener elementos fehacientes para saber en qué medida el combustible puede realmente impactar su precio final al consumidor.”

También te puede interesar:  Se reduce el tránsito de mexicanos en ciudades fronterizas de EU

Dijo que para evitar impactos negativos en el bolsillo de los mexicanos se vigilará el comportamiento la carne de res, cerdo, pollo, leche, frijol, huevo, arroz, pan, jitomate, limón y cebolla.

Con información de El Economista

Comentarios