Científicos del Instituto de Investigación Sanitaria Kaiser Permanente ubicado en Seattle, Washington, comenzaron con las pruebas para una vacuna contra el nuevo COVID-19.

Para iniciar con el proyecto, una mujer sana se ofreció como voluntaria. Sin embargo, se estima que al menos pase un año antes de que un medicamento esté listo para su uso generalizado.

También te puede interesar:  Salud inicia reconversión hospitalaria para coronavirus

De acuerdo con el jefe de la agencia de salud pública de Alemania, es probable que la pandemia demore unos dos años en completar su curso, de acuerdo con el, dependerá de la rapidez con la que se desarrolle una vacuna contra el virus.

También te puede interesar:  Impuesto a sexoservidoras en Morelia

Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch, afirmó que eventualmente entre el 60% y el 70% de la población mundial se infectará, se recuperará y habrá adquirido inmunidad.

Con información de RT y Reuters

Comentarios