Los disfraces y la época se prestan a trolear y bromear a costa de la gente. Uno de los mejores motivos de este año fue Ryan Reynolds vestido de Deadpool.
En febrero de 2016 lo veremos encarnado en ese personaje de Marvel, uno de los favoritos por su humor negro y porque es en realidad un anti–héroe.
Después de Linterna Verde la gente duda de su capacidad para encarnar a un personaje más complejo.
Así que por todo esto, decidió salir a pedir dulces con un grupo de niños pequeños que iban vestidos de X-Men.
Este video es una muestra de que hará un excelente papel que podría reivindicarlos.
Da envidia no tener 7 años otra vez y más, no poder salir con Deadpool a pedir dulces.

Con información de Sopitas
Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

También te puede interesar:  Policía "resucita" a niño de tres años que ya no respiraba ni reaccionaba

¿Ya nos conoces?

También te puede interesar:  Mexicana se refugia en iglesia de EU para no ser deportada