Paul McCartney interpuso una demanda en Nueva York contra Sony ATV Music Publishing porque quiere recuperar los derechos de autor de algunas de las canciones de The Beatles que lo tienen como autor y la batalla que se avizora podría sentar un precedente y tener importantes consecuencias para la industria discográfica.

También te puede interesar:  De "Happy" al cine: Pharrell Williams

Según la legislación estadounidense los artistas pueden recuperar los derechos de sus obras 35 años después de su primera edición, o hasta 56 años después por obras previas a 1978.

McCartney recurrió a la justicia porque solicitó a Sony ATV Music Publishing que reconociera las notificaciones, en relación al cancionero de The Beatles, en las que les informaba que planeaba terminar con los contratos bajo la legislación estadounidense, pero la empresa «se negó a dar tal confirmación».

También te puede interesar:  Las Caricaturas Políticas de hoy Lunes

Con información de La Nación

Comentarios