A través de redes sociales se ha difundido un video en el que se muestra a una mujer escalando la pirámide de Kukulkán, y así violado las reglas de la zona arqueológica de Chichén Itzá, para esparcir las cenizas de su esposo.

De acuerdo con las imágenes compartidas, al momento que descendió, rodeada de una multitud que exigió castigo para su actuar, la mujer explicó que estaba cumpliendo la promesa a su esposo fallecido, de esparcir sus cenizas en el templo de Kukulkán.

Así, la mujer fue entregada a las autoridades municipales por faltas administrativas. Por disposición del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) está prohibido subir a la pirámide de Kukulkán, una medida que busca evitar su deterioro.

José Arturo Chab Cárdenas, jefe del Jurídico del INAH en Yucatán señaló que el acto de la mujer es una «violación a las normas del sitio arqueológico», que constituye «una infracción a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, por lo ya fueron citados a que comparezcan al jurídico del INAH los probables responsables».

Los reportes locales apuntan que se abrirá una investigación sobre el caso.

Aquí los videos:

También te puede interesar:  INAI y CNDH presentan acción de inconstitucionalidad contra LSI
Comentarios