El norte de México vivía por segundo día consecutivo cortes en el servicio eléctrico debido a problemas en varias plantas de generación por fallas en el suministro de gas desde Texas, Estados Unidos, donde una inusual helada ha dejado también a millones de usuario sin energía.

El operador del sistema eléctrico mexicano, el Cenace, mantenía una alerta operativa y hacía cortes rotativos que afectaban a los estados Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, todos fronterizos con Texas y con fuerte presencia de grandes industrias que van desde petroleras hasta embotelladoras y del sector automotor.

Pese a que buena parte del servicio había sido restablecido desde la tarde del lunes, el Cenace pedía a la población y a la industria reducir el consumo no esencial ante la falta de combustible para generación. En la víspera, el apagón afectó a unos 4.7 millones de usuarios en el norte de México.

El martes, los cortes rotativos incluirán también a los centrales Estado de México, vecino de la capital, Puebla y Guanajuato, además de otros tres estados de occidente.

También te puede interesar:  ¡ATENCIÓN! Consulta los resultados de la COMIPEMS

«Tenemos que lidiar con esa crisis», dijo el lunes el director general de la embotelladora Arca Continental, Arturo Gutiérrez, sobre la situación en Texas, durante una conferencia telefónica con analistas. La empresa tiene su sede en Monterrey, en Nuevo León.

El presidente estadounidense, Joe Biden, declaró emergencia el lunes, mientras el frío congelante de hasta -22 grados centígrados paralizó la actividad de los pozos petroleros y refinerías de Texas, además de obligar a imponer restricciones a operadores de gasoductos.

México importa grandes volúmenes del abundante gas natural de Estados Unidos ante un cada vez más elevado déficit en su producción local, además de aprovechar los bajos precios que ha disfrutado el mercado de gas de Norteamérica por años, pero que se esfumaron en los últimos días por la emergencia.

También te puede interesar:  Andrés Roemer, acusado de abuso sexual

El país no cuenta con infraestructura de almacenamiento de gas natural, lo que aunado a su dependencia del gas importado, lo ha dejado vulnerable ante cortes en el suministro o emergencias climáticas como la que ahora vive la región.

Tratando de apagar el fuego, la estatal mexicana de electricidad, la CFE, dijo el lunes que apuntalaría el sistema con generación hidroeléctrica y de carbón, además de que buscará gas natural licuado (GNL) para sustituir el gas faltante de Texas que llega a México por ducto.

Información de Reuters

Comentarios
+ posts