A pesar de las críticas al Gobierno de AMLO por no pronunciarse contra el régimen Nicolás Maduro, el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) coincidió con la idea del presidente y llamó a la comunidad internacional a conducirse con extrema prudencia y evitar medidas que profundicen la polarización política en Venezuela.

La postura del PRI es que México debe promover el diálogo y la negociación, así como exigir que en ese proceso se asegure la restauración plena de la democracia venezolana y el cabal respeto a los derechos humanos de todos sus ciudadanos, señaló.

También te puede interesar:  Empresas Herdez y Vasconia advierten de problemas económicos si gana el “populismo”

“El PRI hace un llamado urgente al presidente Nicolás Maduro y a la oposición a abstenerse de acciones que puedan conducir a la violencia y el derramamiento de sangre en el hermano país”, indicó en un comunicado.

También te puede interesar:  ¡Adiós a los desechables como los conocemos!

El partido tricolor asegura que lo que ocurre ahora en Venezuela es resultado de rupturas de la democracia y claro, violaciones a derechos humanos que condujeron a una crisis humanitaria, constitucional, económica y social que es imposible desconocer.

Comentarios