Pablo Manuel Fustec, actor de origen francés, falleció de un paro cardíaco, tras sufrir quemaduras en el 70% de su cuerpo a consecuencia de intentar salvar a su perrita, en un yacimiento de aguas termales de mineral de azufre.

El joven de 32 años, dedicado al teatro, no dudó en arriesgar su vida por Sasha, su mascota, cuando por accidente terminó en en un pozo de aguas termales, en Zinapécuaro, Michoacán.

Fustec adoptó a Sasha en el sismo de 2017 y tras el accidente en Michoacán perdió la vida, mientras que Pablo quedó gravemente herido. Ingresó al hospital el 26 de junio con el diagnóstico de choque séptico, infección de tejidos blandos, quemadura por escaldadura de 72%, y el 6 de julio falleció a consecuencia de un paro cardiaco.



Con información de El Sol de Tijuana

Comentarios