Una mujer de 30 años dio a luz a su bebé antes de morir debido a la COVID-19. Fue por su estado crítico de salud que los médicos tuvieron que inducir el parto prematuramente.

El lamentable caso fue registrado en Zacatecas. Así, el nacimiento sorprendió a todos al darse positivamente y librando a bebé de padecer la enfermedad, pese a las condiciones graves de la mamá, quien se encontraba intubada.

También te puede interesar:  Personas con COVID-19 sufren derrames cerebrales: médicos de EU

El parto prematuro fue llevado a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (UCIN) en el ISSSTE de Zacatecas a la semana 30 del embarazo. La cirugía, de alto riesgo, duró alrededor de 40 minutos.

Por ahora el bebé permanece en terapia intensiva y se le realizarán más pruebas para confirmar su resultado por SARS-CoV-2 ya que los expertos indican que pudo registrarse un falso negativo al momento del parto.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Aumentan feminicidios en México