Esta semana, se dio a conocer que la doctora Janet Ballinas Hernández murió horas después que lo hiciera su esposo, el doctor Joaquín Alejandro González Arroyo, director del Hospital General de Tepeaca, ambos por COVID-19.

La historia tomó notoriedad en redes sociales, donde la mujer compartió con sus seguidores su estado de salud del 2 de enero, cuando escribió: «maldito virus, sal de este cuerpo decadente».

En días siguientes, compartió varias publicaciones en las que agradeció a los mensajes de aliento.

«Es bonito recibir palabras de aliento de tus amigos, que aunque no estén cerca de ti, sabes que puedes contar con ellos en momentos difíciles, aveces obtienes más de ellos que de tu propia familia», escribió.

Así, continuó los días.

También te puede interesar:  La verdad de la salud de López Obrador ¡Esto fue lo que dijo!

Compartió más publicaciones alusivas a su padecimiento, y el 6 de enero compartió su prueba positiva a COVID-19. Así, manifestó en redes sociales sentirse muy mal a causa del COVID-19, especialmente por fiebre.

También te puede interesar:  Con Google Maps puedes ver la propagación de coronavirus en el mundo

Finalmente, amigos y colegas lamentaron las muertes consecutivas de los profesionales de la salud. Incluso, el presidente municipal de Tepeaca, Sergio Salomón, lamentó la defunción del doctor Joaquín González Arrollo, director del Hospital General del municipio.

Comentarios