El Club Campestre de Tijuana y su campo de golf podría convertirse en un parque público, de acuerdo con un plan del gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, que plantea la posibilidad de convertir las casi 50 hectáreas del club en un espacio público para el deporte y la cultura.

Lo anterior se da luego de que la propiedad ha estado en disputa durante décadas. De acuerdo con el gobierno no se transfirió adecuadamente a los nuevos dueños en 1969 tras la muerte de sus dos copropietarios.

«Es una acción estudiada que tiene que ver con la necesidad de que Tijuana cuente con una área que le permita elevar el nivel de vida», explicó durante una conferencia el lunes el secretario general del gobierno, Amador Rodríguez.

Así, agregó que si «no hay impugnación del proyecto, la expropiación se decretará en 15 días», y quien sea reconocido como propietario por los tribunales recibirá más de 1,200 millones de pesos (mdp) en dos años.

También te puede interesar:  VIDEO: Tercer y último debate presidencial repleto de acusaciones de corrupción

Originalmente el Club Campestre fue utilizado por estadounidenses distinguidos como estrellas de Hollywood que cruzaban la frontera para divertirse durante la prohibición, cuando el comercio de licores estaba prohibido.

Con información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Ordena AMLO a funcionarios transparentar sus bienes