El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilizó el martes la Asamblea General de la ONU para criticar el manejo de China de la pandemia de coronavirus, al decir que el gigante asiático debe rendir cuentas por haber «desatado esta plaga en el mundo».

Por el contrario, el presidente de China, Xi Jinping, adoptó un tono conciliador en su discurso virtual pregrabado ante la Asamblea General, en el cual pidió una mayor cooperación y destacó que su país no tiene intención de librar «ni una guerra fría ni una guerra abierta con ningún país».

Los líderes de las dos economías más grandes del mundo expusieron una vez más sus visiones disímiles, en un momento en que las relaciones bilaterales se encuentran en su peor nivel en décadas luego de que la pandemia profundizó el quiebre expuesto por las disputas sobre comercio y tecnología.

Trump, que buscará la reelección en noviembre mientras Estados Unidos lidia con el mayor número oficial de muertes e infecciones por coronavirus en el mundo, centró su discurso en los ataques a China.

También te puede interesar:  El escalofriante rostro captado en el espacio por el telescopio Hubble

«Debemos responsabilizar a la nación que desató esta plaga en el mundo: China», dijo Trump en declaraciones grabadas y entregadas de forma remota a la Asamblea General.

«El Gobierno chino, y la Organización Mundial de la Salud -que virtualmente está controlada por China- declararon falsamente que no había evidencia de transmisión entre humanos», añadió Trump. «Después, dijeron con falsedad que las personas sin síntomas no propagarían la enfermedad (…) Naciones Unidas debe responsabilizar a China por sus acciones».

Trump prometió una pronta distribución de una vacuna y aseguró que «derrotaremos al virus y acabaremos con la pandemia».

El embajador chino en la ONU, Zhang Jun, dijo que Pekín «rechaza resueltamente las acusaciones infundadas contra China».

«El mundo está en una encrucijada. En este momento, el mundo necesita más solidaridad y cooperación, no confrontación», sostuvo.

«SUPEREMOS ESTO JUNTOS»

En lo que pareció una crítica implícita al presidente es, Xi pidió en su discurso una respuesta global al coronavirus y entregó todo su respaldo a la OMS, entidad que Trump prometió que Estados Unidos abandonará.

También te puede interesar:  Explota central eléctrica en China

«En la lucha contra el virus debemos fortalecer la solidaridad y superar esto juntos», dijo. «Debemos seguir las directrices de la ciencia, dar un rol central al liderazgo de la Organización Mundial de la Salud y lanzar una respuesta internacional conjunta para combatir esta pandemia».

La OMS rechazó los comentarios de Trump.

«Ningún gobierno nos controla», dijo la directora de comunicaciones de la ONU, Gabby Stern, en un tuit, y agregó: «Desde febrero, nuestros expertos han abordado públicamente la transmisión de personas sin síntomas o antes de los síntomas».

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo a la Asamblea General que la OMS debería fortalecerse para coordinar la respuesta global a la pandemia y propuso una conferencia de alto nivel sobre cooperación en materia de vacunas.


Información de Reuters

Comentarios