En España sucedió algo insólito, pues un hombre de Zaragoza, se cortó el pene, lo guardó y lo dejó en casa para luego salir a la casa a la calle bañado de sangre.

Según el diario español ABC, el hombre estaba caminado por la calle con gran cantidad de sangre entre la entrepierna, por lo que las autoridades lo detuvieron para hablar con él e interrogarlo.

Cuando los oficiales le preguntaron el motivo por el cual tenía mucha sangre el hombre indicó que se había cortado el pene, por lo que de inmediato fue ingresado al hospital Miguel Servet.

También te puede interesar:  España continuará proceso de extradición de Alonso Ancira a México

El sujeto indicó que su miembro lo dejó en su vivienda y de esta forma los médicos pudieran implantarlo, lo que, según medios locales, lograron con éxito.

No obstante, las autoridades no están convencidas de la historia del hombre, por lo que abrieron una carpeta de investigación para aclarar lo sucedido.

También te puede interesar:  Joven italiana de 16 años es drogada, violada y asesinada entre 12 hombres

Comentarios
+ posts