(FOTO: VOGUE)

Esta mañana, Olena Zelenska, primera dama de Ucrania, llamó la atención internacional tras aparecer en la portada de Vogue. Cabe recordar que Zelenska había sido señalada por mostrarse poco dispuesta a ocupar posiciones públicas en el marco de los conflictos militares que vive la zona, tras invasión Rusa de febrero.

Sin embargo, ahora se ha vuelto una «modelo» posando para la revista de moda, tomando como escenario escenas de guerra. Las fotos forman parte de un perfil dedicado a ella para la revista, donde también aparece posando junto a su esposo, Volodímir Zelenski.

Al comienzo de la invasión de Rusia, de acuerdo con medios especializados, Zelenska pasó semanas escondida, moviéndose de un refugio a otro mientras las tropas de Moscú se acercaban a Kiev, como tantas otras familias que buscaban un descanso seguro de las tropas y los misiles. No obstante, esta semana sorprendió a los medios internacionales con una nueva faceta altruista, al dirigirse al Congreso de Estados Unidos para pedir un mayor apoyo occidental para Ucrania.

También te puede interesar:  Grupo de orcas embiste a velero

«Siempre me consideré una personalidad no pública, por lo que no disfruto de la atención extra que se me presta. En dos años y medio como primera dama, muchas cosas cambiaron para mí. Y ahora soy consciente de que el destino me brinda una oportunidad única de comunicarme con la gente», declaró.

Tras sus declaraciones y las fotos publicadas en Vogue, las cuales también fueron difundidas a través de las redes sociales, el público internacional no dudó en cuestionar sus intenciones y la imagen que se estaba dando en una situación tan delicada como la guerra.

También te puede interesar:  Trump desea invadir México como Rusia a Ucrania

Por otro lado, al impacto se sumó que la fotógrafa encargada de los retratos fue Annie Leibovitz. La reconocida y premiada fotógrafa estadounidense, la primera mujer en exponer su obra en la Galería Nacional de Retratos de Washington D.C. y la última en retratar al músico John Lennon, fue consignada a la sesión de fotos. Así, pese a sus múltiples y alabados trabajos para Vanity Fair, Rolling Stone y Vogue, la aclamada y mejor pagada fotógrafa de 72 años ahora está siendo criticada por prestar sus talentos en esta ocasión.

Comentarios
Elisa Acevedo
+ posts