El piloto del Apolo 11 Michael Collins, quien permaneció a bordo del módulo de mando mientras Neil Armstrong y Buzz Aldrin realizaban el histórico alunizaje de 1969, falleció este miércoles a los 90 años.

Así, el administrador interino de la NASA, Steve Jurczyk, aclamó el miércoles a Collins como «un verdadero pionero». «La NASA lamenta la pérdida de este piloto y astronauta consumado, un amigo de todos los que buscan ampliar el potencial humano (…) Su espíritu nos acompañará mientras nos aventuramos hacia horizontes más lejanos», dijo.

Elegido por la NASA, en 1963, para su programa de astronautas, su primer viaje al espacio fue en 1966 como piloto de Gemini X; su segundo y último vuelo espacial fue el histórico Apolo 11.

Collins fue director del Museo Nacional del Aire y el Espacio y autor de varios libros relacionados con el espacio.

Con información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Policías dejan morir ahogado a un joven que pedía ayuda