Médicos Sin Fronteras (MSF) se retirará de un programa de colaboración con un hospital venezolano para tratar a pacientes con COVID-19 por restricciones en la capacidad de los especialistas para ingresar al país, dijo el martes la ONG.

Médicos Sin Fronteras dijo que las restricciones imposibilitaban la operación de la organización en el hospital Ana Francisca Pérez de León II, en el barrio pobre de Petare, al este de Caracas. Dijo además que mantendría programas en el hospital Vargas, también en la capital venezolana, y en algunas instalaciones en otras partes del país.

También te puede interesar:  Walmart y Coppel encabezan despidos durante pandemia

«Aunque el equipo internacional ha sido reemplazado casi en su totalidad por personal venezolano calificado y consultas remotas, necesitamos personal especializado en el lugar que esté familiarizado con los procesos de MSF», dijo Isaac Alcalde, coordinador general de MSF en Venezuela, en un comunicado.

MSF dijo que no había recibido respuesta a sus solicitudes a las autoridades venezolanas de permisos de trabajo para sus especialistas.

También te puede interesar:  Dijo tener cáncer, gastó los donativos en viajes y deudas

El Ministerio de Información de Venezuela no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Venezuela ha reportado 100.143 casos del nuevo coronavirus y 873 muertes.

Información de Reuters

Comentarios
+ posts