En Israel, al menos 44 personas murieron en una estampida producida en una peregrinación judía ortodoxa, el mayor evento multitudinario desde el inicio de la pandemia de COVID-19 en el país.

«Este es el momento de abrazar a las familias de los fallecidos, de llevar a los heridos en nuestro corazón. De llorar juntos», expresó Reuven Rivlin, presiente de Israel, por medio de un video.

También te puede interesar:  Estados Unidos anuncia su salida del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Tras el lamentable incidente, medios locales y el propio gobierno, informaron que en la plaza Rabin de Tel Aviv se voluntarizan para donar sangre ante lo ocurrido.

También te puede interesar:  ¡IMPRESIONANTE! Científicos imprimen el primer corazón 3D del mundo (FOTOS)

Comentarios
+ posts