Un joven de 19 años, identificado como Ignacio Nicolás Marín, fue detenido en Cordoba, Argentina, fue detenido por hacerse pasar por un médico del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la ciudad.

Así, durante varias semanas, Marín diagnosticó pacientes y recetó medicamentos sin contar con las credenciales necesarias, hasta que uno de ellos, Daniel González, notó que su diagnóstico no coincidía con otro.

González sufría de una obstrucción de arterias que dificultaba su respiración y al ser atendido por Ignacio Marín, este le dijo que padecía COVID-19. Así, denunció el diagnóstico erróneo, lo que condujo a una investigación que finalmente lo descubrió.

El pasado 4 de enero, fue detenido e imputado por «ejercicio ilegal del arte de curar» y «falsificación de documentos». Al registrar su casa, la policía decomisó una serie de medicamentos controlados así como una planta de cannabis.

Con información de Excélsior

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  ¡Estremecedor!... Mujer obliga a pequeñita de 6 años a fumar marihuana