La Casa de México en España instaló su tradicional altar para el Día de Muertos, y en esta ocasión fue en honor a las víctimas de la COVID-19.

De acuerdo con Tele Madrid, con más de 6,000 flores de papel se adornó el vestíbulo del edificio, ubicado en la calle Alberto Aguilera, número 20.

«Es una celebración y un gozo porque los muertos vienen a visitarnos y se les pone un altar con sus recuerdos y lo que les gustaba en vida con sus comidad favoritas. Incluso con azúcar para recordar que la muerte es dulce», comentó al medio local Susana Pliego, directora de Cultura de Casa de Mexico.

Considerado como «una de las festividades más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo y una de las expresiones culturales más antiguas y fuertes de los grupos indígenas del país», en 2033, el Día de Muertos fue declarado Patrimonio Mundial Inmaterial por la UNESCO.

Comentarios