Debido al confinamiento decretado en Francia, empresas cerveceras planean destruir cerca de 10 millones de litros de cerveza por su baja demanda.

“El cierre brutal de cafés, restaurantes, y la paralización de la actividad turística y la anulación de todos los festivales y salones han dejado más de 10 millones de litros de cerveza, mayoritariamente en barril” anunció el sindicato de este mercado.

También te puede interesar:  Macron asume presidencia de Francia

Las cervezas más populares del aquel país no están pasteurizadas, por lo que si no se consume se echa a perder. “La destrucción de esta cerveza tendrá también un costo nada despreciable para las empresas”, señala el sindicato.

Comentarios