Dos médicos son acusados de dejar morir a un bebé en la morgue porque ya habían realizado “el papeleo”. Así lo ha denunciado este viernes el rotativo británico Daily Mail, quien ha aportado más detalles de lo sucedido.

Los hechos ocurrieron en Kazajstán. Una negligencia médica hizo que el pequeño acabara en la morgue. Pero la gravedad de la situación fue a más cuando, en el momento de meter al pequeño en el contenedor frío indicado para estos casos, se percataron de que no estaba realmente muerto, pues movía una de sus piernas.

Pese a ello, el médico jefe, Kuanysh Nysanbaev, ordenó a un compañero, del que no ha trascendido la identidad, que continuara con el procedimiento.

También te puede interesar:  Nissan despedirá a su presidente por acusaciones financieras

Sorprendentemente, el asunto ha llegado a las autoridades por otro motivo. Concretamente, después de intervenir el teléfono de Nysanbaev, pues trataban de investigarle por un supuesto caso de soborno. Fue entonces, cuando escucharon una conversación en la que se hablaba de lo sucedido en el hospital.

“Después del nacimiento, el bebé fue registrado de forma negligente como un niño muerto. Después de dar señales de vida, los médicos, en lugar de tomar medidas urgentes, decidieron actuar de acuerdo con la documentación ya emitida, dijeron que había nacido muerto y lo metieron en la morgue”, ha informado en una rueda de prensa el jefe de policía anticorrupción Shyngys Kabdula.

También te puede interesar:  Bebé sobrevive a una cesárea practicada a su mamá en coma

La investigación apunta que el pequeño “murió el congelador”. Y todo porque los sanitarios no quisieron corregir el error en el ordenador. El hospital ya ha mostrado sus disculpas a la familia, y le ha informado de que tomará represalias con los implicados en el asunto, a los que podrían caerle hasta 20 años de prisión.

Con información de Vanguardia

Comentarios