El presidente Francés Emmanuel Macron ordenó el tercer confinamiento nacional en su país y anunció que las escuelas cerrarán durante tres semanas, frente a la tercera ola de infecciones por COVID-19, cuando la cifra de muertos por la epidemia se acerca a los 100,000.

«Perderemos el control si no actuamos ahora», dijo el presidente.

Así, las restricciones que ya están vigentes en París, ahora se aplicarán a todo el país durante al menos un mes, a partir del sábado. Las escuelas cerrarán durante tres semanas después de Pascua y el aprendizaje se realizará de forma remota durante una semana, después de lo cual todas las escuelas se tomarán unas vacaciones de dos semanas.

A partir de entonces, los alumnos de guarderías y primaria volverían a la escuela, mientras que los alumnos de niveles medios y secundaria continuarían el aprendizaje a distancia durante una semana más.

Las nuevas infecciones diarias se han duplicado desde febrero; el número de pacientes con COVID-19 en cuidados intensivos ha superado los 5,000, por lo que la capacidad de camas en las unidades de cuidados intensivos se incrementará a 10,000.

Con información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  México roza las 10,000 muertes por COVID-19