Por medio de un operativo denominado ‘Ángeles Negros’, la policía peruana desarticuló una presunta red criminal que cobraba hasta 21,000 dólares por una cama para pacientes de COVID-19 en el hospital Almenara de Lima, uno de los hospitales administrado por el seguro social Essalud y cuya atención es gratuita.

El ministro de Salud Óscar Ugarte, calificó los hechos com algo «totalmente condenable». «Como autoridad estamos plenamente de acuerdo que tiene que ser reprimido con la mayor prontitud y drasticidad. No puede ser que se negocie con la vida de las personas», agregó.

La madrugada del miércoles, la policía detuvo a nueve personas involucradas en la presunta red corrupta para atender a pacientes graves por el virus, informó el fiscal Reynaldo Abia. Lo anterior, tras la denuncia de un hombre quien informó que su hermano padecía COVID-19 y al que le pidieron 20,812 dólares para acceder a una obtener cama de cuidados intensivos.

De acuerdo con Reuters, «el número de camas para pacientes graves por la pandemia es actualmente de casi 3,000 en el país, frente al centenar de camas disponibles en marzo del año pasado».

Con información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  CNN demanda a Trump por quitar credenciales a reportero