El gobierno entrante inició este jueves una consulta pública de cuatro días para decidir si continúa la construcción de un nuevo aeropuerto capitalino o si se cancela y se moderniza una existente base aérea militar aledaña a la ciudad.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien ha criticado por su elevado costo el multimillonario proyecto -que lleva un avance de más del 30 por ciento- asegurando que está plagado de corrupción, acudió temprano a una de las más de 1,000 mesas de votación en el país.

“La gente está contenta porque está participando (…) Pueden estar tranquilos los financieros, los corruptos no”, dijo a periodistas el político izquierdista, que asumirá la presidencia el 1 de diciembre, a su llegada a la casilla donde votó en la delegación Tlalpan.

Una de las opciones en la consulta es continuar con el proyecto de unos 13,300 millones de dólares que se construye desde 2015 en el lecho drenado del lago Texcoco y en el que participa un grupo de empresarios, entre ellos, el magnate Carlos Slim.

También te puede interesar:  Viernes de marchas

La otra alternativa es conservar el aeropuerto capitalino actual y construir dos pistas más en la base de Santa Lucía por un monto aún no precisado que López Obrador ha dicho que sería mucho menor.

La consulta no está avalada por organismos públicos. La fundación Arturo Rosenblueth -una institución mexicana sin fines de lucro dedicada a proyectos tecnológicos- contará los votos y dijo el jueves que el resultado podrá conocerse la noche del domingo.

Con información de Reuters

Comentarios