Señora jubilada convierte su casa en asilo para murciélagos

Recientes

Aerolíneas cancelan vuelos por actividad del Popocatépetl

El AICM se encuentra en estado de alerta este martes 27 de febrero debido a la actividad del Volcán Popocatépetl, lo que ha llevado a varias aerolíneas a can...

Denuncian detención y tortura de mexicano por ser homosexual en Qatar

Una voz de alarma resuena en el ámbito internacional mientras colectivos LGBT denuncian la detención y presunta tortura de Manuel Guerrero, un ciudadano mexi...

Trepa a autobús en movimiento para cachar a supuesta novia infiel

¿Qué es lo más loco que has hecho por amor? El enamoramiento, esa extraña sensación que produce oxitocina, también conocida como la hormona del amor, la cual...

Dudas sobre el futuro del gobierno de Javier Milei

Aunque Javier Milei dilapidó su primera oportunidad para consolidar su “luna de miel” con el electorado argentino en los meses iniciales de su gobierno, aún ...

60 años de pasión puma en primera división

Para celebrar los 60 años del Club Universitario en Primera División, los que construyeron y construyen su historia decidieron meter un gol a la memoria en e...

Compartir

«Todo empezó hace exactamente 16 años en un mes de enero muy frío, cuando comenzaron a salir murciélagos de los conductos de ventilación en mi apartamento», dice la mujer de 69 años a quien algunos le llaman ‘la bati mamá’.

Según el relato de esta mujer polaca de 69 años, ella cuida a decenas de quirópteros, y los quiere tanto que ya hasta convirtió su departamento (de 60 metros cuadrados en Szczecin, en el noroeste de Polonia) en asilo y hospital para estos animalitos, al que muchas personas, por su aspecto, les tienen miedo y hasta pánico.

También te puede interesar:  Reino Unido admite solicitud de asilo político a Karime Macías

«Recibo sobre todo a los murciélagos agotados, los que se han despertado, por desgracia para ellos, a causa de los fuegos artificiales, por ejemplo, o por un golpe de calor cuando creen que ya es primavera y pierden tanta energía que no pueden volar», dijo a medios internacionales Doña Barbara Gorecka, quien calcula que ya ha salvado 1,600 murciélagos.

También te puede interesar:  Los disfraces para niñas que no querrás que tus hijas usen ¡jamás!

La ‘bati-mamá’ dice estar tan acostumbrada a tener murciélagos que a veces se olvida y sale con un murciélago en la manga, incluso, una vez fue a la iglesia con uno de ellos pegado a su blusa.

Si esta señora estuviera en México, seguro la llamaríamos: ¡La abuelita de Batman!

Comentarios