«Prefiero la silla eléctrica que estar en la cárcel», suplica el ‘Fofo’ Márquez

Recientes

Superará México récords históricos de calor en los próximos días

Científicos de la UNAM consideran que es una condición sin precedentes y sugieren a la sociedad reducir la exposición al Sol, vestir colores claros, usar blo...

Se extiende contingencia ambiental

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) anunció esta tarde que la fase 1 de contingencia ambiental en el Valle de México se mantendrá debido a la pers...

Modifica la revolución digital el alcance del diseño gráfico

Con una esencial capacidad de síntesis, revestida de creatividad, estética y atractivo visual, el diseño gráfico nos acompaña de cerca mediante productos, ma...

Ejército israelí recupera cuerpo de Orión Hernández

El ejército israelí anunció este viernes la recuperación de los cuerpos de tres rehenes secuestrados en la Franja de Gaza desde el ataque de Hamás el pasado ...

Mayito y Brenda exigen se cancele la nueva serie de la muerte de Paco

Pues la muerte de nuestro querido Paco Stanley está levantando olas y generando más drama que una telenovela de horario estelar. Sí señoras y señores, el inm...

Compartir

El miércoles 10 de abril, Rodolfo Márquez Flores, alias ‘Fofo’ Márquez, se enfrentó a su segunda audiencia después de un receso ordenado por la jueza del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

Entre su madre, su novia, su suegra y la víctima, Márquez, autoproclamado youtuber e influencer, escuchó cómo se le vinculaba a proceso por tentativa de feminicidio.

Las lágrimas no pudieron contenerse en los ojos del ‘Fofo’, de 26 años, al escuchar la decisión de la jueza sobre las agresiones y amenazas, tras su arresto el 4 de abril en el penal de Barrientos, Tlalnepantla.

No quiero morir en la cárcel, ya hay un precio por mi cabeza; me han golpeado, tengo golpes en todo mi cuerpo”, suplicó con la intención de lograr su libertad.

Márquez, en un intento de ganar simpatía para obtener su libertad, mostró las marcas de presuntas agresiones en su espalda, evidencia de su sufrimiento mientras estaba detenido.

También te puede interesar:  El pequeño Axel celebra su última quimio

La jueza ordenó medidas cautelares urgentes para su seguridad, pero el foco continuó siendo la brutal agresión a una mujer de 52 años en un estacionamiento en Naucalpan, Estado de México.

La jueza describió el incidente del 22 de febrero y analizó las pruebas presentadas, rechazando cualquier influencia externa en su decisión y dijo:

“Fue violencia de género y no un simple altercado vial”, dijo la jueza. “Puso en peligro la vida de una mujer de 52 años”.

A pesar de los intentos de Márquez por interrumpir, la jueza dictó su veredicto antes de permitirle hablar.

Preferiría estar en una silla eléctrica, y que ahí acabara mi vida, a estar aquí adentro”

También te puede interesar:  Fofo Márquez bañó a su jaguar con agua Fiji y champaña

Con lágrimas y angustia, Márquez admitió el horror de la cárcel y llegó a preferir la silla eléctrica como fin para su vida, negando cualquier odio hacia las mujeres y reconociendo la gravedad de sus acciones y dijo que «jamás le quitaría la vida a una persona y que lo que hizo estuvo mal».

Al finalizar la audiencia, su solicitud de abrazar a su madre fue denegada por la jueza.

Por cierto que, según medios, mientras lloraba en la sala 9 de juicios orales del citado penal, se ofreció a que lo patearan frente a todos: «Si quieren me puedo hincar aquí para que todas las mujeres que están en esta sala me pateen«, dijo. ¡¿Pos no que muy machito?!

Y como dice la canción: ¡Se te borró la sonrisaaa!

Comentarios