Médico viajó 5 horas en burro para atender parto en la sierra

870

Un médico, acompañado de su asistente médica, viajaron por más de 5 horas en burro para poder atender una emergencia médica, en el estado de Nayarit.

Cuando al médico Miguel Gónzalez le avisaron de la emergencia que había en la sierra, se preparó para salir de inmediato en helicóptero, pero luego le avisaron que en la población de “El Pinito” no había lugar en donde podría aterrizar ni el helicóptero ni la avioneta, y así, sin pensarlo dos veces, decidió irse como se pudiera y la única solución fue irse en burro.

Ahí, en “El Pinito”, un pequeño poblado en la sierra de Nayarit, se encontraba debatiendo entre la vida y la muerte, Filiberta quien había presentado una complicación en la labor de parto, y aunque el médico y su asistente sabían que tardarían unas ocho horas en llegar, sabían que cada minuto contaba para salvar la vida de madre e hijo.

También te puede interesar:  Doctor me duele la cabeza ¿qué tengo? Pues...¡Una araña! VIDEO DE TERROR

“Preguntamos si podíamos llegar a través sin helicóptero o avioneta, nos comentó que dónde estaban no había ni siquiera donde aterrizar, que las únicas vías de acceso era a través del camino, en un burro, caballo o caminando” (…) “Estuvo cansado porque prácticamente el camino es pura subida, llegamos a lo que es la punta del cerro. Entre mi compañera y yo nos turnamos para subir a la mula, porque si estaba muy pesado el camino”… dijo a medios el Dr Miguel Gónzalez.

Afortunadamente, el esposo de Filiberta tampoco se quedó con los brazos cruzados y montó a su mujer también en un burrito y se fue camino al hospital, y fue así que se encontraron con la ayuda médica que venía en camino.

También te puede interesar:  VIDEO - Con absoluta crueldad, arrojan burro vivo a la jaula de los tigres

Por su parte, el Dr y su asistente recorrieron 5 horas y pudieron atender a Filiberta (quien sufría de hemorragia séptica), en una choza que estaba cerca.

“Estaba deshidratada porque ya tenía más o menos desde las 7:30 que había nacido el bebé y eran las 2 de la tarde y seguía sin salir la placenta, y estaba expuesta a esa temperatura y el sol. Tanto ella como su bebé estaban deshidratadas”, comentó el médico.

Afortunadamente tanto Filiberta como su su bebé están sanas y salvas y de vuelta en casa.

Existen héroes entre nosotros y este médico y su asistente son dos de ellos ¡¡ SOMOS MÁS LOS BUENOS !!

Comentarios