Al inicio de la pandemia, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, decía que el uso de cubrebocas no sirve para proteger a la población del contagio de COVID-19 u otras enfermedades infecciosas. Dos meses después, en mayo, cambió su postura y dijo que era «una medida auxiliar para evitar la propagación» de la enfermedad, también dijo que sería una medida auxiliar en la transición hacia la «nueva normalidad».

Por otra parte, instancias internacionales como la Organización Mundial de la Salud y la Universidad de Oxford se han posicionada a favor de su uso.

Con todo y esto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no ha querido usar el cubrebocas, excepto cuando durante su visita al presidente estadounidense, Donald Trump. Por lo que que surge la interrogante: ¿por qué? Pues hoy se aclara todo y te vas a ir de espaldas.

También te puede interesar:  Le falla truco al mago y le atraviesa la mano con un clavo ¡No apto para cardíacos!

Hoy viernes, el presidente declaró que… (agárrate), no usa cubrebocas pues «no está científicamente demostrado» su valía.

«No quiero entrar en polémica sobre este tema, pero si se considera que con esto se ayuda, entonces lo haría desde luego. Pero no es un asunto que esté científicamente demostrado», dijo en una conferencia en Oaxaca. Además, mencionó que no lo usa en los espacios en los que puede mantener la «sana distancia».

«A mí tanto el doctor Jorge Alcocer, secretario de Salud, como el doctor Hugo López-Gatell, me han dicho de que no necesito el cubrebocas si mantengo la sana distancia», agregó.

Sin embargo dijo que sí lo usará cuando esté en un avión y en reuniones a puerta cerrada, por obligación, no porque realmente sea necesario.

Y si no lo crees, acá el video.

También te puede interesar:  AMLO pide observadores internacionales en elecciones de Puebla y Veracruz
Comentarios