La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, advirtió que si el índice de hospitalizaciones no baja, en tres semanas la capital del país podría volver a estar en semáforo rojo.

Durante los últimos cinco días, las hospitalizaciones en la capital aumentaron 1%, por lo que del 27 al 2 de agosto se mantiene en semáforo naranja, pero con medidas adicionales. 

Así, Sheinbaum detalló que para que se determine la situación de semáforo, el índice debe crecer hasta 5,127 camas ocupadas por COVID-19: 54% de la ocupación hospitalaria en la ciudad. 

Sumado a ello, se tomará en cuenta la velocidad del crecimiento, la tasa de incremento de la positividad en pruebas y el aumento en el porcentaje de sospechosos. 

Comentarios