José Diego Suárez, cansado de no ver justicia para su hija, decidió estudiar leyes para poder realizar su sueño, ver tras las rejas al asesino de su hija.

Albañil de oficio, abandonó la labor que le dio de comer por tantos años y se metió de lleno a estudiar leyes para llevar frente a la justicia al feminicida de su hija Rosa Diana Suárez.

Rosa Diana, fue apuñalada hace 10 años por Gilberto “N”. Sin recursos para una buena defensa ni apoyo, José tomó la decisión de estudiar por cuenta propia el código penal, el civil, la ley de amparos y decenas y decenas de libros de derechos humanos; estaba dispuesto a que el tipo pagara por la muerte de su hija, ¡y lo logró!

También te puede interesar:  AMLO le declara la guerra al "Ecoloco" ¡A caray!

«Yo me juré ahí, donde me la dejó el criminal, que lucharía por ella. Que iba a luchar no sé hasta dónde para qué se le hiciera justicia», dijo ante medios Don José, quien el año pasado logró una sentencia de 67 años al feminicida de su hija.

Pero eso no fue todo, también buscó sentencia por «abuso de autoridad» para los funcionarios que llevaron el caso, y ahora está buscando la cárcel para ellos, pues le habían negado protección a Rosa Diana, esto apenas dos meses antes de que muriera a al recibir 16 puñaladas por parte de Gilberto “N”.

«Antes ya la había golpeado, y mi hija fue a levantar una denuncia, pero no procedió (…) Le tenían que haber puesto un médico legista, no se lo pusieron. Les dijo que la había amenazado de muerte, tampoco consideraron que eso fuera delito (…) Cuando yo volví a todos esos juzgados, fue porque mi hija estaba muerta y ya no se podía hacer más que luchar por la injusticia», expresó Don José, el padre que tuvo que hacer lo que fuera necesario por la memoria de Rosa Diana, su hija.

También te puede interesar:  Laura León canta "La Tusa" en el Electric Daisy Carnival 2020

Por último, manda un mensaje a los padres y a las familias que podrían estar pasando por esto:

«A mi hija ya no la tengo, pero si ella dio su vida, que esa vida valga la pena. A las familias les digo: que no se rindan, que no se venzan, que luchen hasta lo máximo»

Comentarios