Para la gente que piensa que el amor no supera todas las barreras, acá una muestra de lo contrario, pues esta pareja de 60 años de matrimonio, aún se extrañan, se necesitan tanto o más que en su juventud.

Joseph Loreth y su esposa, Eve, de  Brandon, Florida, pasaron 215 días separados, y solo se podían comunicar por medio de llamadas telefónicas y ocasionalmente desde lejos, por una ventanta , pero hace un par de semanas, finalmente pudieron darse un abrazo de nuevo.

«Seguro que te extrañé (…) Después de 60 años, tengo que hacer algo bien», dijo el abuelito al ver al amor de su vida.

El Abuelo había sido separado de la esposa, luego de haber sido sometido a una cirugía y posterior a esta tuvo que estar en rehabilitación, por lo que no les permitían estar juntos, hasta que se recuperara al cien por ciento.

También te puede interesar:  En África... Un elefante mata a cazador argentino ¡Lo persiguió y aplastó!

El asilo de los abuelos, también hizo una publicación en su cuenta de Facebook

«Joseph estaba en rehabilitación cuando tuvimos el privilegio de agregar a su esposa, Eve, a nuestra familia Rosecastle en Delaney Creek. Debido a la pandemia, aún no podían verse. Con solo llamadas telefónicas y algunas visitas a la ventana, perseveraron. Después de graduarse de rehabilitación, Joseph finalmente pudo reunirse con Eve (uno de nuestros residentes más nuevos) y el resto de nuestra familia #Rosecastle».

Este es el video con tan emotivo momento

La pareja de enamorados dijo a un medio que se habían conocido en la secundaria en una pista de patinaje, «Ella comenzó a perseguirme y nunca se rindió»…dijo el simpático abuelo.

Comentarios
+ posts

"El buscador confiable"
Me llaman el buscador confiable porque !no me cocino al primer hervor! Las notas enviadas al PortalFF, provienen de mi búsqueda constante de información, para encontrar la mejor y más completa versión, de sucesos y datos, actuales.

También te puede interesar:  ¿Reinvención de las bodas, tras pandemia?

No creo, fácilmente, en lo que "informan" expertos; me gusta hurgar y me divierte la habilidad de cuestionar, descubrir y mostrar que, no todo lo que brilla es oro...

Siempre hay algo que pocos cuentan y seré quien se atreva a compartir esas historias, contigo.

Así­ que te invito a 'compartir el pensamiento y las cosas buenas de la vida'.