A los 10 años era el «niño más obeso del mundo» y así luce ahora después de un año

Recientes

Lía Limón critica falta de estudios en presas y vasos reguladores tras inundaciones

La alcaldesa de Álvaro Obregón, Lía Limón, criticó al SACMEX por no realizar los estudios adecuados en presas y vasos reguladores, lo que contribuyó a la inu...

Nuevo juicio a Harvey Weinstein fijado para noviembre

El poderoso productor de Hollywood, Harvey Weinstein, enfrentará un nuevo juicio por violación y agresión sexual, programado tentativamente para el 12 de nov...

¡Amiga, date cuenta! El novio llegó borracho a la boda

El video de un novio borracho en su boda ha causado sensación en las redes sociales. Las imágenes muestran al hombre tambaleándose mientras le sacan fotos ju...

Vinculan a proceso a operador del Cártel de Sinaloa

Un juez de control dictó vinculación a proceso contra Rey David Santiago Vargas, alias "El Oso", operador de los hermanos Iván y Alfredo Guzmán Salazar, en C...

Cofepris autoriza ensayo clínico para vacuna contra melanoma

La Cofepris ha dado luz verde a un ensayo clínico innovador para evaluar la vacuna V940 (mRNA-4157) en pacientes con melanoma de alto riesgo. Esta aprobación...

Compartir

Fue apenas el año pasado que a este niño de solo 10 años le llamaban «niño más obeso del mundo», Arya Permana, de una aldea de la isla indonesia de Java, simplemente se la pasaba comiendo y durmiendo y eso lo llevó a alcanzar unos impresionantes 200 kilos de peso a su corta edad.

Arya por su tremendo peso, no podía sentarse, siempre estaba acostado jugando con su celular, obvio no jugaba ni iba a la escuela, pues apenas caminaba con la ayuda de sus familiares.

También te puede interesar:  Recibe su primer sueldo y lleva a su mamá a hacer la despensa

En Abril del año pasado, los padres ya no soportaron más y pidieron ayuda a las autoridades médicas, por lo que el menor fue puesto a un régimen de dieta y entró al quirófano en donde le colocaron una banda gástrica.

También te puede interesar:  Pasajeros bajan de autobús y defienden a mujer de ladrón

Hoy, Arya ha perdido más de 70 kilos y por fin sus padres lo ven caminar y están tremendamente emocionados, pues el chamaco ya ha comenzado a jugar con otros niños.

Este es el video con la tremenda transformación, y aunque todavía le faltan muchos por bajar, el primer paso está dado.

 

Comentarios