A los 10 años era el «niño más obeso del mundo» y así luce ahora después de un año

Recientes

Aerolíneas cancelan vuelos por actividad del Popocatépetl

El AICM se encuentra en estado de alerta este martes 27 de febrero debido a la actividad del Volcán Popocatépetl, lo que ha llevado a varias aerolíneas a can...

Denuncian detención y tortura de mexicano por ser homosexual en Qatar

Una voz de alarma resuena en el ámbito internacional mientras colectivos LGBT denuncian la detención y presunta tortura de Manuel Guerrero, un ciudadano mexi...

Trepa a autobús en movimiento para cachar a supuesta novia infiel

¿Qué es lo más loco que has hecho por amor? El enamoramiento, esa extraña sensación que produce oxitocina, también conocida como la hormona del amor, la cual...

Dudas sobre el futuro del gobierno de Javier Milei

Aunque Javier Milei dilapidó su primera oportunidad para consolidar su “luna de miel” con el electorado argentino en los meses iniciales de su gobierno, aún ...

60 años de pasión puma en primera división

Para celebrar los 60 años del Club Universitario en Primera División, los que construyeron y construyen su historia decidieron meter un gol a la memoria en e...

Compartir

Fue apenas el año pasado que a este niño de solo 10 años le llamaban «niño más obeso del mundo», Arya Permana, de una aldea de la isla indonesia de Java, simplemente se la pasaba comiendo y durmiendo y eso lo llevó a alcanzar unos impresionantes 200 kilos de peso a su corta edad.

Arya por su tremendo peso, no podía sentarse, siempre estaba acostado jugando con su celular, obvio no jugaba ni iba a la escuela, pues apenas caminaba con la ayuda de sus familiares.

También te puede interesar:  Indonesia emite alerta de tsunami, tras terremoto de 7.9

En Abril del año pasado, los padres ya no soportaron más y pidieron ayuda a las autoridades médicas, por lo que el menor fue puesto a un régimen de dieta y entró al quirófano en donde le colocaron una banda gástrica.

También te puede interesar:  ¡Ternurita! Perrito conquista corazones por comer banana con gran técnica

Hoy, Arya ha perdido más de 70 kilos y por fin sus padres lo ven caminar y están tremendamente emocionados, pues el chamaco ya ha comenzado a jugar con otros niños.

Este es el video con la tremenda transformación, y aunque todavía le faltan muchos por bajar, el primer paso está dado.

 

Comentarios