Sebastian Vettel, el piloto alemán de Ferrari en la Fórmula 1, criticó algunos aspectos de la organización del Gran Premio de México.

Uno de ellos fue el trofeo, que el piloto calificó como «una mierda». «Es una lástima. Tienes una gran carrera y ellos ponen mucho esfuerzo en ella y luego recibes estos trofeos de mierda, que son aburridos», comentó el alemán. 

Vettel criticó que en el trofeo se haya dado prioridad a la marca de cerveza que patrocinaba el evento. «Esperemos que en un futuro, los trofeos tengan algo más de toque mexicano. Estaba lleno de promoción de Heineken, creo que fue penoso (…) No necesitas tener la maldita estrella en el trofeo también. Hay que conseguir algo bonito, como el que tenían cuando la F1 corría aquí antes”, dijo.

También te puede interesar:  Este viernes arranca el Gran Premio de México

Otro aspecto del GP que molestó al teutón fue «Mario Achi», el personaje creado para animar el evento. Específicamente, Vettel señaló que durante la ceremonia «Mario Achi» estuvo en el podio con un selfie stick. En un video publicado por Fórmula 1 es evidente el momento en que el personaje se acerca al piloto y este lo aparta.

También te puede interesar:  México supera las 100 medallas en Juegos Panamericanos Lima 2019

“Creo que la ceremonia fue genial pero no me gustó el tipo del selfie cuando intentó entrar en la foto, así que lo alejé. De todos modos no me gustan las selfies”, dijo.

Comentarios