Bajo un contexto en el que el trabajo duro y la confianza en hacer las cosas a su manera eran las principales herramientas de Don Julio Gonzaléz sentó las bases de una marca que hoy en día es custodiada por Enrique de Colsa, maestro tequilero de Don Julio, quien conoció a Don Julio Gonzaléz  a principios de los 90 y se convirtió en heredero de la tradición de este tequila.

También te puede interesar:  Montblanc socio oficial del cronometraje de Goodwood Festival of Speed

Después de trabajar hombro con hombro a lado de Don Julio Gonzaléz,Enrique de Colsa se encargó de rediseñar la distintiva botella que conocemos hoy en día y en 2012 creó una nueva variante de tequila, Don Julio 70, cuyo principal atributo fue combinar el tradicional sabor de un tequila añejo con la frescura del tequila blanco. Su lanzamiento se dio a conocer para celebrar el 70 aniversario de Don Julio.

Comentarios