Jessica Fox, atleta australiana, sufrió un contratiempo con su kayak durante la final del canotaje eslalon K-1 femenino en la Olimpiada de Tokio 2020. el martes, por lo que recurrió a un ingenioso truco: repararlo con ayuda de un preservativo.

La imperfección se presentó antes de la competencia, cuando el morro de su kayak resultó dañado, luego de varios intentos por repararlo, miembros de su equipo colocaron una mezcla de carbono en el lugar de la avería y la fijaron con un preservativo.

Así, finalmente pudo competir y obtuvo la medalla de bronce al finalizó en tercer lugar.

«Apuesto a que jamás supieron que los condones pueden ser usados en reparaciones de kayak», escribió Fox, en su cuenta de TikTok.

También te puede interesar:  Los taekwondoínes mexicanos buscarán el bronce

Publicó un video explicando las ventajas de usar condones en las embarcaciones.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Coronavirus llega a Fox Sports