Salvador Gómez es el nombre del joven que realizó la compra de un un iPhone en línea a la tienda Sears y sorpresivamente recibió un Boing. De acurdo con información revelada por Radio Fórmula, Gómez les detalló que fue el pasado 27 de agosto, cuando realizó la compra.

La elección de la tienda respondió a la comparación que realizaron en varios lugares. «A la semana de la compra, me metí para ver el estado del pedido y me señalaba que se haría un reembolso por el equipo rojo, pues ya no lo tenían en existencia», dijo Gómez en entrevista.

También te puede interesar:  INE detecta fallas en convenio del Frente

El lunes 7 de septiembre, su paquete llegó por mensajería; una caja cartón cerrada con los sellos de SEARS, al abrir el paquete se percataron que les había llegado un Boing de guayaba, por lo que de inmediato se contactaron con la tienda. «El joven que nos atendió levantó un reporte y nos pidió que mandemos entre ocho y nueve fotos de la caja con el producto a un correo de devoluciones».

También te puede interesar:  El fetichismo del celular en la mano
https://www.instagram.com/p/CE2FPTmBf9D/embed/
Comentarios
+ posts