El fin de semana pasado, una mujer identificada como María Erika Pérez, de origen venezolano y quien se encargaba de atraer mujeres para ser prostituidas en la página de internet Zona Divas, murió tras complicaciones derivadas del sometimiento a una lipoescultura.

En 2018, Pérez llegó a Ciudad de México (CDMX) y al año siguiente fue detenida y presa en el penal de Santa Martha Acatitla acusada de las actividades delictivas ya mencionadas

Los reportes indican que el pasado fin de semana acudió con su pareja a una clínica improvisada en la colonia Narvarte, donde fue sometida a una lipoescultura. Entró a las 11:00 horas a la operación, más tarde, su novio fue informado de que había tenido un paro cardiorrespiratorio. Finalmente, le dieron a conocer que María Erika, quien tenía 26 años, había fallecido.     

Así, las autoridades encargadas del caso señalaron respecto al lugar que éste cuenta con pocas medidas de sanidad y por ahora no ha sido presentado el permiso por parte de dependencias sanitarias para la operación del establecimiento.

Finalmente, se sabe que la Fiscalía General de Justicia de CDMX detuvo a dos médicos cirujanos y a una auxiliar de enfermería por el deceso.

Zona Divas fue un sitio web a partir del cual se identificó una red de explotación sexual de mujeres que operaba por esta vía, y en el que, de acuerdo con testimonios de las propias víctimas, se les tenía viviendo hacinadas en diversos inmuebles, cuyas rentas debían pagar, además de que se les cobraba una cuota mensual por el ‘servicio de promoción’.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  La tormenta eléctrica con la que amaneció CDMX