Cerca de las 03:00 horas de este viernes, los miles de migrantes dejaron temprano el municipio de Pijijiapan, Chiapas, para trasladarse a la frontera con Oaxaca, con el objetivo de llegar al municipio de Arriaga.

Les espera el trayecto más largo de lo que llevan recorrido, pues son alrededor de 105 kilómetros de caminata.

Esta será su quinta parada dentro de territorio mexicano con rumbo a la frontera norte con Estados Unidos. Hasta ahora, se han internado alrededor de 187 kilómetros en territorio mexicano.

En esta ocasión, muchas personas están esperando subir al transporte público para evitar el largo recorrido; otros están pidiendo aventón.

Los centroamericanos tienen la esperanza de abordar el tren de carga conocido como “la bestia” en Arriaga y con ello, avanzar en el trayecto hacia Estados Unidos, sin embargo, las corridas del tren se han suspendido en otros municipios como Mapastepec ante la amenaza de los migrantes.

También te puede interesar:  IPN desarrolla auto sin chofer

Esta es la primera vez que la caravana recorre en un solo día una distancia tan larga, toda vez que, en promedio, avanzan 40 kilómetros por jornada.

Tras su descanso en la plaza Miguel Hidalgo en Pijijiapan, los migrantes dejaron basura, ropa y hasta maletas enteras para aligerar su camino y con ello, dejan lo mínimo indispensable para sobrevivir caminando durante horas bajo temperaturas de hasta 40 grados centígrados.

Las condiciones de precariedad en las que viajan los miles de hondureños, guatemaltecos, nicaragüenses y salvadoreños ha hecho estragos, las filas para ser atendidos por lesiones en los pies, temperaturas, diarrea y choques térmicos fueron inmensas en comparación con otras jornadas el día de ayer durante su estancia en Pijijiapan.

Con información de Milenio

Comentarios