La noche del miércoles un comando armado asesinó a Pedro Torres Ruelas, candidato a regidor por Morena en el municipio de Calera.

En el lugar se encontraron casquillos percutidos de fusiles AK47 cuyos impactos alcanzaron a Conradi Najar, discapacitado de 70 años de edad.

Pedro Torres Ruelas era el dueño del bar denominado «El Infierno» que estuvo cerrado investigado por presunta venta de drogas. Sin embargo, este año se autorizó la reapertura pero en febrero mataron al encargado del establecimiento.

También te puede interesar:  Enrique Galindo, cesado de la Policía Federal

El municipio de Calera vive una constante lucha entre el cartel del Golfo y el del Noreste, Ex Zetas, por el control de las rutas y distribución local de enervantes.

Con información de Excélsior

Comentarios
+ posts