Andrés Manuel López Obrador consideró que tendría que ocurrir “algo gravísimo” para que no se convierta en el próximo presidente de México, ya que a dos meses de la elección, dice ser el puntero en las encuestas con hasta 25 puntos de ventaja.

De gira por Zongolica, Veracruz, a donde acompañó a su candidato a gobernador, Cuitláhuac García, quien compite nuevamente por ese cargo, frente al hijo del actual mandatario Miguel Ángel Yunes, dijo que “el triunfo ya casi se logró, estamos en las encuestas… 25 por ciento arriba, y faltan dos meses, tendría que pasar algo, toco madera, gravísimo, pero ya no van a poder”.

También te puede interesar:  Anaya niega triangulación de recursos a través de fundación

“Tengan cuidado con lo de Veracruz: algo nunca visto en la historia de México, que un gobernador le entregara el gobierno a su hijo… se equivocó Yunes, se pasó de la raya… No es posible que se hereden los cargos, no vivimos en una monarquía… es una situación muy incómoda: yo de presidente, con el hijo de Yunes, no, yo quiero (que gane) venir con Cuitláhuac”, expuso.

También te puede interesar:  "No tuve que ver con la liberación de la maestra": AMLO se deslinda

“Ahora andan desesperados”, pero “ni uniéndose nos van a ganar”, comentó Obrador.

Con información de Aristegui Noticias

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?