Glenmorangie Gran Vitage 1991 es la perfecta armonía de dos diferentes whiskies que crean un distinguido sabor a ciruela.

Envejecido durante 26 años,la cuarta edición de la exclusiva colección house N1, debe sus profundidades afrutadas a dos raras parcelas de whisky del año 1991. Madurado durante mucho tiempo en barriles de bourbon, cada uno llega a su estado de excelencia después de una década, uno en barriles de jerez para pronunciar su dulzura y especias, el otro en barriles de color burdeos para nota terrosas y trufa.

También te puede interesar:  "Escenarios para habitar en el mundo" del artista Adrián González

Vintage Malt 1991 fue nombrada «Wkisky of The Year» convirtiéndose así en lo mejor para degustar el año

Comentarios