Con 61 votos a favor y 20 en contra, el Senado de Brasil aprobó la destitución de la presidenta Dilma Rousseff. Con esta resolución termina uno de los episodios más controversiales en la historia brasileña que inició el 2 de diciembre.

En un asunto más político que económico, el ‘impeachment’ se concretó gracias a los senadores que consideraron que las maniobras fiscales de Rousseff en 2015, son un crimen de responsabilidad y perjudicaron a las cuentas públicas de la nación.

También te puede interesar:  Nuevo golpe al Estado de Derecho en Brasil: Lula a prisión

Esto como parte del caso Petrobras, en el que también se ve involucrado el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

También te puede interesar:  Movilizan más de 3 mil policías por marchas 'Vibra México' y 'Mexicanos Unidos'

La ex mandataria tendrá un mes a partir de hoy para sacar sus propiedades del Palacio de la Alvorada.

Asimismo, se confirma a Michel Temer como presidente interino, puesto que ocupará hasta el primero de enero de 2019.

Con información de El País, Ambito y El Mundo

Comentarios