Acerca de 

Asesor de Arte, Coleccionista, y Director de la Galerí­a 'Oscar Román". Para él, los cimientos de una galerí­a, que nunca deben prescindir de los aspectos comerciales, están anclados en el amor al arte, es decir, antes que un negocio, la profesión de galerista es realmente una pasión.

Para Alicia no se trata de pintar… lo que busca es la creación. Hay una intimidad sorprendente en su trabajo, que logra que te coloques ahí donde ella está. Esa intimidad la deposita en cada una de sus obras: algo de su alegría y de su melancolía. La persistencia en el trabajo, su compromiso con su carrera y su pasión por la obra se reflejan en su trayectoria: En 1999, entra al taller del maestro Gilberto Aceves Navarro y desde entonces no ha dejado de trabajar aprendiendo el oficio de la pintura.

También te puede interesar:  Piezas sustraídas ilegalmente en Italia, son recuperadas y devueltas a su lugar de origen

En los últimos años Alicia ha crecido como persona y como artista. Su perseverancia y talento le dan hoy seguridad y auto-confianza que se muestra en cada pieza. En su lenguaje está la intención permanente de expresar algo, que su pintura se comunique de algún modo con el espectador sin querer mostrar únicamente su pericia estética. Así, Alicia ha conseguido en su carrera lo que muchos no logran en su vida artística: consolidar la creación de un lenguaje propio.

También te puede interesar:  "Antes fuimos, ahora somos: del lente al fractal"

Alicia Amador reflexiona en torno a lo que sobrevive en un país, en el entorno mexicano. Ella pinta las flores, con ánimo incuestionable y lo hace con la seguridad de que con su trabajo está en las antípodas de las agresiones que proporciona un mundo al estilo del nuestro; prefiere “desdibujar” la apariencia de las flores que con su carga cromática son un aleteo a un territorio que apenas si hemos visto en el campo, en el mercado o en los parques de la ciudad.

La artista hace de las flores un arcoíris para darnos los tonos de una variedad de estas maravillas que nos asombran por su belleza esplendente y sus aromas perfumados. Alicia Amador pinta sin descanso estas floraciones que son parte de los adornos de un mundo que cada vez nos abandona más a la realidad de lo inmediato sin permitirnos ir más allá. La pintura de Alicia es un punto de apoyo para que se mantenga aquello que alegra la vida con sus tonos y sus formas.

También te puede interesar:  Paisaje. Patrimonio e identidad. Un análisis desde las colecciones de SURA y Franz Mayer

Puedes visitar esta muestra en Galería Oscar Román a partir del 15 de mayo en Julio Verne no.14, Polanco. Lunes a viernes de 10 a 19 hrs y sábados de 11 a 15 hrs.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here