Hasta antes de ‘Toy Story 3’, la tradición de las sagas animadas era ir perdiendo gradualmente la calidad en aras del éxito en taquilla y en la búsqueda de impactar seriamente el bolsillo de las familias al prodigar la adquisición de mercancía diversa orientada al sector infantil. ¿Qué importaba la calidad de la tercera entrega de ‘La Era del Hielo’ o de ‘Shrek’ si la intención clara era vender juguetes, mochilas, ropa o videojuegos basados en los populares personajes? La fórmula era tan simple como repetir los momentos más exitosos de la cinta original (aquella que sembró el interés en el público), añadir un villano más temible y vender todo con un empaque más vistoso. Es una aproximación muy cínica, pero estas cintas no suelen asociarse tanto con “arte” como con “negocio”.

panda (4)Esta semana se estrena una película que también constituye la tercera parte de una franquicia: ‘Kung Fu Panda 3’ (d. Alessandro Carloni y Jennifer Yuh), y es muy claro que el enfoque de la misma es meter cantidades industriales de público en las salas y maximizar la distribución de muñequitos con la familiar figura de Po, el simpático panda que protagoniza la serie. Es tan obvio el afán de lucro que te puedes olvidar ya mismo de poder ver en México la memorable versión original con las voces en inglés, que suma los talentos de Jack Black (como Po) a los de tres ganadores del Oscar (Dustin Hoffman, Angelina Jolie y J.K. Simmons), dos ganadores del Globo de Oro (Bryan Cranston y Kate Hudson) y hasta una leyenda del cine de acción y artes marciales (Jackie Chan). Aquí te toca, sí o sí, escuchar las voces de Omar Chaparro y Mariana Treviño. No por quitarle nada a Omar como Po, pero digamos que ‘Sabadazo’ no es precisamente un derroche de talento.

Pero dejemos de un lado las tristes cuestiones mercantiles y centrémonos en la historia: Po sigue siendo ese atolondrado y bonachón panda de las entregas previas, permanentemente asombrado por el mágico entorno que le rodea desde que fue elegido como el “Guerrero Dragón”, ese mítico prodigio del Kung Fu que defiende a los habitantes de un apacible pueblo ante las múltiples amenazas del exterior, siempre acompañado de otros leales amigos y de la supervisión del maestro Shifu. Este último determina que Po no puede seguir siendo un aprendiz más, sino que debe asumir un rol de mayor responsabilidad y aprender a enseñarle a sus compañeros lo que significa ser un líder.

También te puede interesar:  AGUAS POCO PROFUNDAS

panda (5)Paralelamente surge una amenaza catastrófica. En el Reino de los Espíritus, un peligroso y legendario guerrero llamado Kai ha emprendido una ambiciosa misión durante los últimos 500 años: derrotar a todos los maestros del Kung Fu que residen en ese plano interdimensional para hacerse con el “Chi” de cada uno de ellos. Se trata de una energía vital que otorga poderes insospechados y que puede hacer que el peligroso Kai vuelva al plano terrenal, a conquistar el mundo.

Mientras estas dos tramas avanzan rumbo a un futuro de conflicto, el atribulado Po tiene que resolver una cuestión más en su vida: el reencuentro con Li, su padre. Tal y como descubrimos al final de ‘Kung Fu Panda 2’, los pandas no desaparecieron sino que viven en una aldea distante y aislada, entregándose a una existencia apacible y sin grandes complicaciones. Po se siente dividido entre volver a esa aldea para conocer a más miembros de su especie, y permanecer al lado de su padre adoptivo, el señor Ping, quien se niega a creer que Li sea en realidad el padre de su “pequeño”, pese a las cómicas semejanzas entre ambos pandas.

La tentación obvia al evaluar una película así es hacer paralelismos con los filmes de Pixar, y esto sería una franca injusticia. Dreamworks Animation quizá no explora los temas profundos y trascendentes del coto creativo ideado por Steve Jobs y John Lasseter, pero está claro que sus ambiciones no son menos nobles. Podríamos decir que Pixar produce películas destinadas a que los padres manifiesten profundas reflexiones, mientras que Dreamworks quiere entretener profundamente a los niños apelando a historias más accesibles. Sí, de cuando en cuando pegan un jonrón con joyas de la talla de ‘Cómo Entrenar a tu Dragón’, pero la misión suele ser modesta en espera de que los alcances rebasen las expectativas.

También te puede interesar:  Rima con “incoherente”

Así pues, la historia y mensajes de ‘Kung Fu Panda 3’ no le cambiarán la vida a nadie. Pero es innegable que la saga ha gozado de una prolongada estancia en la memoria del público gracias a la enorme identificación que podemos lograr con Po, un personaje redondo (tanto en lo físico como en lo figurativo) que exhibe sus debilidades y su candor con tanta franqueza que hace imposible el privarlo de nuestro apoyo. No importa si este panda se tropieza veinte veces, el público entero y sus sustentos argumentales desean verlo ponerse en pie una vez más, siempre con una frase hilarante que corona sus esfuerzos.

panda (2)Lo que sigue siendo un deleite absoluto en estas películas es el impacto visual de cada cinta. Tanto los escenarios fantásticos como los planos más cercanos a la realidad impactan con una riqueza cromática y una ambientación simplemente espectacular. Las escenas de acción, siempre enriquecidas por un trasfondo experto en lo que a disciplinas de combate oriental se refiere, hacen que nos involucremos más con las tareas cada vez más difíciles que los héroes enfrentan rumbo al climático encuentro final. No exagero al decir que el filme quizá sea el más atractivo de la saga, que de por sí ha gozado siempre de bien ganada fama al respecto de su manufactura gráfica.

Pero no exageremos la nota: en el fondo es cine creado con los niños en mente, y me parece que todo lo que supere esa misión es simple valor agregado. ‘Kung Fu Panda 3’ es entretenida, satisfactoria y hasta brillante en algunos aspectos. No, Pixar no tiene nada que perder para los premios Oscar del año entrante, pero esta producción tiene en mente algo más básico: hacer que salgas de la sala pensando que la tercer película de la serie es la mejor de todas. ¿Lo logra? En mi caso me reservo el juicio por una razón antes mencionada: yo vi las anteriores entregas con la voz de Jack Black y del resto del elenco angloparlante. Y me hubiera gustado escucharlos de nuevo.

Sí­ganme en TWITTER (@FinisimaPersona)

Y escúchenme en Junkie.mx/ff

Comentarios