El concepto de “empalagarse”, hablando de saturar nuestro sentido del gusto mediante el consumo excesivo de sabores dulces, es perfectamente ilustrativo para otras facetas de la vida. A menudo descubrimos que vivimos rodeado de parejas empalagosas, historias empalagosas, películas empalagosas… y en cualquiera de esas instancias es claro que ninguna de esas instancias es defendible. Vamos, nadie dice “es hora del postre, quiero ver qué tan rápido me puedo saturar el paladar de dulzura”. Así pues, se trata de una condición nada deseable.

alicia (1)Evidentemente esta empalagosa presencia es el problema mayúsculo en torno a ‘Alicia a través del espejo’ (‘Alice Through The Looking Glass’, d. James Bobin), secuela de la película de 2010 en le que Tim Burton aseguró la educación universitaria de sus herederos y obtuvo una solidez económica que le ha permitido subsecuentes fracasos en taquilla. Sí, esa ‘Alicia’ recaudó más de mil millones de dólares a nivel global, además de que dejó tras de sí un legado visual tremendamente apreciado en forma de los personajes conceptualizados por Burton.

Esos personajes están de regreso, pero no podemos decir que el tiempo les haya favorecido. La protagonista titular (Mia Wasikowska) ha dedicado los últimos años a viajar por el mundo, pero a su regreso a casa descubre que su desagradable pretendiente amenaza con terminar con sus aventuras y con la estabilidad de su negocio familiar. Alicia escapa de vuelta a la Infratierra, donde se entera del infortunio que ronda a varios de sus amigos de la cinta previa.

alicia (2)El principal afectado es el Sombrero Loco (Johnny Depp), quien se halla moribundo debido a una terrible condición de desánimo de la que no parece ser capaz de escapar. El problema es que extraña a su familia, y sólo el milagro de viajar en el tiempo para verla podría salvarle. Obviamente los “milagros” son muy difíciles de estimar como tales en esta alucinante tierra de animales parlanchines, realidad distorsionada y colores que asaltan nuestra visión a cada paso del recorrido.

También te puede interesar:  Nocaut en el séptimo asalto

Alicia descubre al Tiempo (Sacha Baron Cohen), un excéntrico ser rodeado de más relojes que una convención en Suiza, quien además posee un peculiar adminículo que permite ubicar a la estrella en diversos momentos previos a los sucesos de una historia que frustra en extremo, quizá porque el potencial de la secuela parece haber sido desperdiciada. La heroína se apodera de dicho artefacto y emprende diversas aventuras tratando de salvar a su gran amigo y a la peculiar tierra que constituye su hogar.

alicia (3)El director Bobin recibió un regalo muy digno de parte de Tim Burton, quien brindó una identidad inequívoca a un producto que los estudios Disney disfrutarían ver convertido en toda una franquicia. Aquí el inicio es auspicioso, pues muchos de los personajes originales están de vuelta, incluyendo la voz de la oruga Absolem (el tristemente fallecido Alan Rickman), la temida Reina Roja (Helena Bonham Carter) y su hermana la Reina Blanca (Anne Hathaway), el gato Cheshire (Stephen Fry), los gemelos Tweedledee y Tweedledum (Matt Lucas) y el resto de los peculiares pobladores de este plano maravilloso, que se encuentra al borde del colapso.

Es en este punto en el que la historia, en sí, no logra atraparnos: la repetidamente contada trama del primer filme fue abordada con agilidad, que aquí ha desaparecido para ceder el paso a una confusa incursión en los vericuetos de tiempo y espacio. Sí, Depp resulta descorazonador y perfectamente empático en su rol de Sombrero, y su dolor llega a sentirse como algo que afecta profundamente a la audiencia. El problema es que el curso que debemos recorrer para hallar esta comunión con los personajes da demasiados rodeos, retaca información innecesaria y cesa de sorprendernos al poco rato.

alicia (5)Mientras la película de ‘Alicia’ constituía una interesante metáfora del despertar de una niña al mundo de los adultos, con sutiles pero inequívocos guiños de modernidad, ‘Alicia detrás del espejo’ tropieza en repetidas ocasiones con momentos dramáticos que se sienten manufacturados, torpes, carentes de emotividad genuina. Hacemos un par de descubrimientos valiosos respecto a la juventud del Sombrero y de la Reina Roja que nos permiten entenderlos aún más, pero se sienten como una clara manipulación de parte del director Bobin.

También te puede interesar:  Taras hereditarias

La dirección artística, ambientación, vestuario y diseño general de producción no tienen que esforzarse demasiado para captar nuestra mirada, pues Burton dejó un templete lleno de riqueza en esos sentidos. Lo malo es que ahora nos llega a parecer abrumador, pues la historia no logra involucrarnos lo suficiente y terminamos por reflexionar de más en los abusos cromáticos y las caprichosas formas que adquiere la Infratierra. Esto no son buenas noticias para el futuro de cintas similares. Si bien la historia original de Lewis Carroll ofrecía un desafío mayúsculo en materia de adaptación, me quedo pensando que estos seis años que nos separan del filme precursor hubieran sido muy bien aprovechados por una guionista menos contradictoria que Linda Woolverton, quien parece esforzarse más por crear recursos baratos para generar sentimientos que en estructurar una historia sensata.

alicia (4)Al final del día ni el festín visual ni un par de afortunadas interpretaciones (Depp y Baron Cohen, en concreto) logran rescatar a ‘Alicia a través del espejo’ de una realidad edificada en base a merengue visual y diálogos que no convencen. Decir que la película es empalagosa es, por lo tanto, lo más cercano a un elogio por parte nuestra. Me parece que tendrás más diversión con Vecinos 2, una comedia barata que no niega sus raíces como secuela obvia y que abraza la repetición de sus gags previamente explotados gracias a que cuenta con un elenco carismático. Ni hablar, soy la clase de cínico que espera que Alicia madure de una buena vez y adopte un aburrido trabajo de oficina, pues su otra vida ya cansa un poco, ¿o no?

Sí­ganme en TWITTER (@FinisimaPersona)

Y escúchenme en Junkie.mx/ff

Comentarios