Imagen de portada: epicentros superficiales en tonos lilas; los tonos azules, verdes, amarillos, naranjas y rojos, representan focos que van aumentando de profundidad.

Una de las creencias más comunes en cuanto a la intensidad de los sismos es que la magnitud por si sola nos está diciendo qué tan fuerte es un sismo. Al respecto, es importante que además de la magnitud, también se entienda la importancia de un epicentro lejano y la profundidad a la que este sismo ocurrió.

Recordando

Magnitud: es lo que reportan los servicios sismológicos alrededor del mundo, es una medida que nos dice el tamaño del sismo en cuando a la energía que liberó con relación al tamaño de la falla. Para obtener este cálculo se requieren de varios minutos después del sismo mientras se obtienen datos de diversas estaciones sísmicas que ayudan a hacer el cálculo con mayor precisión.

Intensidad: término utilizado para referirse a qué tan fuerte se movió la superficie y puede ser de acuerdo a las percepciones de cada persona o medidas de forma instrumental.

Imagen: comparación entre diferentes magnitudes. Por cada incremento de una unidad en magnitud equivale a 32 veces más la energía liberada; es decir, se necesitan 32 sismos de M7.0 para liberar la energía de un sismo de M8.0.

Independientemente de la magnitud, los sismos siempre serán más intensos en el área cercana al epicentro y si son sismos muy superficiales; caso contrario cuando el epicentro es lejano o tiene foco (lugar dentro de la Tierra) profundo ya que la energía del sismo se disipa con la distancia.

Cada magnitud tendrá diferentes valores de intensidad como tantos lugares (personas o instrumentos) puedan reportar alguna percepción. No hay equivalencia, al menos no exacta y que aplique para la mayoría de los casos, entre magnitud e intensidad.

Para aclararte un poco por qué sismos profundos tienen menor intensidad, aún con magnitudes grandes, imagina que tienes una lámpara y estás proyectando la luz a la pared: si sostienes la lámpara pegada a la pared, la luz se concentra en una superficie reducida; caso contrario, si alejas la lámpara la luz se dispersará en un área más grande y la luminosidad proyectada será menor.

También te puede interesar:  Resumen 2017: terremotos, erupciones y eclipse

Este video, aunque en inglés, te ayudará a entender la relación de la intensidad y profundidad de los sismos.

Los sismos con foco profundo ocurren en zonas donde una placa se introduce debajo de la otra a profundidades de hasta 700 km aproximadamente; estos movimientos de la corteza no suelen estar cerca de las zonas costeras debido a que las placas tectónicas tienen cierto ángulo de subducción con epicentros generalmente dentro de territorio continental como lo muestra la siguiente imagen.

Imagen: sismos profundos ocurren en la placa que se subduce o introduce debajo de la otra. Se van alejando de la costa a medida que el foco es más profundo.

Uno de los sismos más profundos ocurrió en Rusia el 24 de mayo de 2013 con epicentro en el  Mar Okhost, al este de Rusia, con una profundidad de 608 km teniendo magnitud de 8.3. Una característica común de los sismos profundos es que generará percepciones muy lejanas tal y como fue reportado con este sismo al haberse sentido en Moscú, a 7,370 km del epicentro; Polonia, a 8,719 km; Dubái, a 8,999 km, entre otras ciudades.

Imagen: Mapa de intensidades del sismo de Rusia M8.3. La intensidad reportada más lejana fue en Brasil a 19,143 km de distancia del epicentro.

En México, desde la parte oriental de Oaxaca hasta Chiapas, se han registrado sismos con profundidades de foco hasta de 250 km; sus epicentros, la proyección del foco a la superficie, están bien al interior del continente alejándose de la costa a medida que incrementa la profundidad (ver imagen arriba).

Por último, personas y medios han malinterpretado la información que el Sismológico Nacional comparte. En el siguiente tuit, el SSN reportó un sismo en El Salvador (a veces reporta sismos de Centroamérica) de magnitud preliminar 5.8; claramente el tuit dice que su epicentro ocurrió a 407 km al sureste de Cd. Hidalgo, Chiapas, siendo esta localidad la referencia al epicentro. Sin embargo, medios, tajantemente dijeron “Sismo de 5.8 sacudió Chiapas” haciendo caso omiso a la referencia de la distancia.

También te puede interesar:  Peligro compartido: volcán Tacaná

P.D.- La madrugada del martes, el Popocatépetl amaneció con una erupción estromboliana la cual lanzó fragmentos incandescentes a corta distancia y ceniza a más de 1 km sobre el cráter la cual se dispersó hacia Puebla – Morelos. Esta actividad no es sorpresiva pues durante los últimos días estuvo dando señales incremento en su actividad y es posible que así continúe las próximas semanas.

¡No nos confiemos ante lo que pueda hacer el Popocatépetl! Es muy fácil bajar la guardia pues de cierta forma nos hemos acostumbrado a solo ver este tipo de actividad cuando el pasado de este volcán nos dice que, además de tener erupciones tranquilas como las de este martes, también es capaz de registrar erupciones importantes.

 

¡Opina, comparte y súmate a la prevención!

Comentarios
+ posts

Nacido en Guadalajara, Jalisco en 1983.

Aficionado y estudioso de las Ciencias de la Tierra, en especial de la Geologí­a y Meteorologí­a desde 1995.

En 2012 comenzó a revolucionar la forma de dar a conocer los fenómenos naturales desde las redes sociales de 'SkyAlert', logrando posicionar el Twitter de esa empresa como el lí­der en todo el mundo en materia sí­smica y volcánica en Español.

Colaborador desde 2010 en el noticiero de Radio 'Coup D Etat' RMX de Grupo Imagen.

Fundador de empresas como Retuit (2012) y Disappster (2013). Debutante columnista en el portal de Fernanda Familiar en 2014.