¿Cuál es el día de la semana que más te gusta? ¿Cuál esperas con ansiedad cada ocho días y sientes que aunque los demás no fueron tan buenos, por lo menos ya llegó tu día favorito y puedes hacer lo que se te antoje?

Por lo general, tanto para los que van al colegio como para los que trabajamos, la semana tiene cinco días en los que es necesario cumplir con nuestras obligaciones. Es decir, de lunes a viernes. Aunque en algunos casos también se labora en sábados o se toman cursos sabatinos.

Sin embargo, desde pequeños, cuando empezamos a ir a la escuela, se nos queda la costumbre de ver los lunes como el inicio de una nueva semana y el viernes como el preámbulo del tan esperado descanso o inicio del fin de semana.

De hecho, el fin de semana empieza a partir del viernes, cuando los estudiantes terminan las clases o cuando los adultos salimos del trabajo. Y es precisamente este día viernes el que más esperamos, según varias encuestas.

Si lo analizas detenidamente, entre lunes y jueves, además de la obligación de asistir a clases, tienes que hacer tarea y dormir temprano para poder levantarte al otro día sin problemas. Pero el viernes, una vez que llega la hora de la salida, tienes la opción de hacer la tarea entre el sábado y domingo, además de dormirte un poco más tarde.

En el caso de los adultos que trabajan, ocurre algo similar. De lunes a jueves no resulta conveniente desvelarte porque al día siguiente sientes que no tienes energía, te dan dolores de cabeza, estás de malas o simplemente no eres productivo. En cambio el viernes hasta te vas a beber o sales con tus amigos o compañeros de trabajo.

¿Pero te has detenido a pensar por qué este día de la semana se llama “viernes”? ¿A quién se le ocurre que el quinto día de la semana lleve este nombre? O es más, ¿quién decidió que la semana tuviera 7 días y que empezara el lunes y terminara el domingo?

También te puede interesar:  La agenda en México de SS Francisco

El origen directo de los nombres de estos siete días de la semana en español -así como el de los meses- se encuentra en el latín de la civilización romana, que es también la cuna de los idiomas romances y de la cultura occidental, de la cual formamos parte.

La palabra semana proviene de “septimana”, que quiere decir “siete días”. De lunes a domingo se nombraban: dies Lunes, dies Martis, dies Mercuris, dies Iovis, dies Veneris, Sabbatum y dies Dominicus.

En un principio, todos estos días hacían alusión a un dios asociado a su vez con uno de los siete planetas visibles en el cielo. Esta costumbre es tomada de los griegos y los dioses de éstos también tienen sus dioses romanos equivalentes.

Los nombres de cada día se acompañaban por la palabra “dies”, aunque siglos después esto dejó de utilizarse. Sin embargo, quedan vestigios de la fórmula lingüística romana en idiomas latinos como el italiano con “lunedì” y “martedì”; en francés están “mercredi” y “jeudi”; y en catalán se dice “dimarts” y “dimecres”.

El viernes en específico es el día dedicado a la diosa Venus, en latín “dies Veneris”. Venus es la diosa del amor y la belleza, que deja su marca en abundantes apariciones pictóricas y escultóricas en los últimos dos milenios. Por ejemplo, “La Venus de Milo”, de Alejandro de Antioquía; o “El renacimiento de Venus”, de Sandro Botticelli.

Los romanos sentían una profunda veneración por Venus, al punto de que la misma palabra “venerar” proviene de su nombre, al igual que “venérea”. Su equivalente griego era Afrodita y su planeta el segundo respecto al Sol, es decir, Venus.

En idioma inglés, viernes se dice “Friday” por la diosa Freyja o Frigg, a quien se le rezaba por cuestiones de amor, de belleza y fertilidad, lo mismo que a Venus. Por otro lado, como el idioma alemán es muy parecido al inglés porque tiene el mismo origen nórdico y se hace la misma referencia a los dioses, el viernes se dice “Freitag”.

También te puede interesar:  Miguel Hidalgo, el hombre

Los idiomas sueco, danés, neerlandés, finés y noruego tienen similares coincidencias con el alemán y el inglés. En otras lenguas como el portugués, el ruso, chino mandarín, árabe, hebreo, polaco y griego moderno, los nombres de los días se originan por su orden cardinal y significan literalmente: primer día, segundo día, etc.

En el caso de los musulmanes el viernes viene del árabe “jama’a”, que significa recoger o congregarse. Por eso se trata de un día muy especial, de reunión en la mezquita. Los judíos también dedican parte del viernes al Shabat, que representa la relación entre Yahveh y el pueblo judío por el maná (pan) que caía del cielo cada viernes mientras estuvieron en el desierto.

A mediados del primer milenio, China llama a los días equiparándolos con un planeta y con un elemento de la naturaleza. Tradición que también es adoptada por Japón, que nombra al viernes como “kinyoubi”, que significa “día de el oro y Venus”.

Las civilizaciones de Mesopotamia tuvieron su esplendor entre los años 3 mil y 600 antes de Cristo, que se encontraban en lo que actualmente es Irak, conformadas por sumerios, acadios, asirios y babilonios legaron al mundo la escritura, los códigos de leyes, adelantos en arquitectura y el calendario solar de 12 meses, de 30 días y con 24 horas cada uno.

Los babilonios dividen el mes en cuatro semanas por las cuatro fases lunares y es así como se configura la semana de 7 días, que para muchos tiene su mejor día el viernes.

***

Después de escuchar este periodismo de vida, te pregunto: ¿Te gustan los viernes? ¿Qué acostumbras hacer este día? Cuéntame en las redes sociales de QTF lo que harás hoy.

Comentarios
Artículo anteriorAvala Corte uso médico de la marihuana y muerte digna en la CDMX
Artículo siguienteEPN dice que no pactó con AMLO para las elecciones
Hola, soy Fernanda Familiar, Fer para ti. Esta es tu casa digital, donde para mí es un placer recibirte para informarte de contenidos actuales, noticias y muchas historias, mismas por las que me llaman: la ’periodista de vida’. Te comparto que junto con mi equipo de trabajo, haremos nuestro mejor esfuerzo para que tengas una experiencia memorable en esta navegación digital. Este espacio para mí representa un compromiso y una responsabilidad porque eres mi invitada o invitado de lujo. Mi día a día es una locura: voy del programa de radio en Grupo Imagen, a encontrarme con miles de personas en una conferencia, grabo los Fernanda Talks Home, atiendo mi casa y a mis hijos; de ahí a dar una plática para una empresa, entrevistar a alguien, escribir un poco para editar otro libro... Alguna vez me dijo Héctor Bonilla que yo me había tragado una turbina, y ¡sí! Vivo intensamente feliz a este ritmo, desde hace más de 30 años y, lo mejor, es que todavía tengo mucho que aprender, mucho por hacer, decir y compartir contigo. Tu casa digital es visitada mensualmente por 4 millones de personas que encuentran algo en común, por eso son una comunidad que me permite unirles; porque tenemos los mismos valores, principios y porque sabemos que, en este espacio, ¡somos más los buenos! Agradezco de corazón tu tiempo de navegación, tus comentarios y el interés que dedicas a esta zona digital. Por favor, si hay algo que pueda hacer para mejorar tu visita solo escríbeme y lo atenderé en cuanto esta vida de locura me lo permita. Bienvenida, Bienvenido.